Historia carlosI_001
Carlos I, “Rey Emperador” agradece a Talavera

Con esta licencia televisiva “Rey Emperador” que muy de moda esta ahora, he querido titular este pequeño retal de historia que allá por 1521 tuvo como protagonistas al rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germanico, y Talavera y los talaveranos.

Con la siguiente carta, el rey agradecía Talavera y los talaveranos la fidelidad ante la sublebacion de los comuneros, favoreciendo al ejercito del Rey con armas y dinero.

Así por cartas de nuestros visoreyes y gobernadores de esos nuestros reinos de España, y de D. Francisco de Mendoza, de mi Consejo y Gobernador  del Arzobispado de Toledo, como de otros que de ella me han escrito, he salido en la paz y sosiego que habéis estado después del fallecimiento del reverendísimo cardenal de Croy, arzobispo que fue de la Santa Iglesia de Toledo, y la voluntad que me habéis mostrado para me servir en lo que por nuestros visoreyes y D. Francisco de Mendoza habéis sido requeridos, y el ofrecimiento que hicisteis al dicho D. Francisco para que viniese a esa villa. Yo os lo agradezco y tengo a mucho servicio; que bien habéis mostrado vuestra antigua lealtad. Y así vos mando y encargo la continuéis, estando durante mi breve ausencia de esos mis reinos, como hasta aquí habéis estado en toda paz y sosiego y justicia; y guardéis y cumpláis lo que por mis dichos mis visoreyes y por el dicho D. Francisco de Mendoza por mi parte vos fuere mandado, que en ello seré muy servido; y creed que de todo ello tengo y tendré especial memoria para mirar lo que a esa villa general y a los vecinos en particular como vuestros servicios y lealtad merecen.

De Worms, a 19 de mayo de mil quinientos veinte y un años.

YO EL REY

Firma del Emperador en su testamento de Bruselas a 6 de Junio de 1554

La causa tuvo su origen y su baluarte en Toledo, porque fue en esa ciudad donde Padilla enarbolo el pendón de las publicas libertades, y porque Toledo, defendida por la brava Doña María Pacheco, fue la ultima que se rindió a las armas imperiales. Siendo la Santa Iglesia primada opuesta al espíritu de la sublebación, y siendo por aquel entonces Talavera patrimonio de los Arzobispos de Toledo, que tanta y tan grande autoridad ejercían en ella, no es de extrañar que Talavera no secundase la causa de las Comunidades.

Aun así, Toledo escribió a Talavera excitando a sus vecinos a que hiciesen causa común con ella y con demás villas y ciudades que seguían la defensa de la comunidad. Pero reunidos los talaveranos en asamblea, acordaron no solamente mantenerse apartados de Toledo, sino favorecer con armas y dinero al ejercito del emperador.

carlosI_002

Imagen tomada de Europapress.es

About the author

Deja un comentario

Facebook